Incapacidad Temporal: Enfermedad Común y Accidente de Trabajo

Incapacidad Temporal Portada JRG

¿QUIERE QUE UN ABOGADO LE ASESORE EN MATERIA DE INCAPACIDAD TEMPORAL? ¿ESTA DE BAJA POR ENFERMEDAD O ACCIDENTE DE TRABAJO?

ABOGADOS EN VALENCIA CON AMPLIA EXPERIENCIA EN INCAPACIDAD TEMPORAL: ENFERMEDAD COMÚN Y ACCIDENTE DE TRABAJO

En JRG Abogados un Abogado especializado en materia de Incapacidad Temporal (Enfermedad Común, Accidente Trabajo) le atenderá. Llámenos al 961 05 24 94 o envíenos su e-mail y mensaje a través del FORMULARIO DE CONTACTO.

¿ESTA DE BAJA POR ENFERMEDAD COMÚN O ACCIDENTE DE TRABAJO?

Durante el periodo que permanecemos en Incapacidad Temporal, bien derivada de Enfermedad Común o Accidente de Trabajo, tenemos derecho a percibir una prestación económica cuya finalidad es cubrir la ausencia de ingresos que se produce cuando el trabajador se ve imposibilitado temporalmente para trabajar, precisando asistencia sanitaria de la Seguridad Social.

BAJA LABORAL POR ENFERMEDAD COMÚN O ACCIDENTE NO LABORAL

La baja por enfermedad común es aquella situación que inhabilita temporalmente al trabajador para llevar a cabo su actividad laboral, pudiendo venir motivada por enfermedades que pueda padecer dicho trabajador independientemente de su profesión.

Deberán cumplirse una serie de requisitos como:

El perceptor deberá estar afiliado y en alta o en situación asimilada a la de alta en la fecha del hecho causante, durante todo el tiempo en que reciban asistencia sanitaria de la Seguridad Social y estén impedidas para el trabajo.

¿Qué se entiende por situación asimilada a la del alta?

  • La percepción de la prestación por desempleo de nivel contributivo.
  • Traslado por la empresa fuera del territorio nacional.
  • Convenio especial de diputados y senadores y de gobernantes y parlamentarios de Comunidades Autónomas.

Además, será exigible tener cubierto un periodo mínimo de cotización de 180 días dentro de los 5 años inmediatamente anteriores al hecho causante, en caso de enfermedad común.

Cálculo de la Incapacidad temporal por enfermedad común o accidente no laboral:

La prestación consiste en un subsidio cuya cuantía se deriva de la base reguladora.

La base reguladora es el resultado de dividir el importe de la base de cotización en el mes anterior al de la fecha de iniciación de la Incapacidad Temporal por el número de días a que dicha cotización se refiere.

Si el trabajador hubiera ingresado en la empresa en el mismo mes en que se inicia la Incapacidad Temporal, se tomará para el cálculo de la base reguladora la base de cotización de dicho mes, dividida por los días efectivamente cotizados.

Una vez calculada la Base Reguladora el trabajador cobrará su prestación en función del siguiente porcentaje:

  • 60% desde el día 4 hasta el 20 inclusive.
  • 75% desde el día 21 en adelante.
BAJA POR ACCIDENTE LABORAL

La baja por accidente laboral es aquella situación que inhabilita temporalmente al trabajador para llevar a cabo su actividad laboral.

La baja viene motivada como consecuencia de sufrir un accidente durante su jornada de trabajo.

También puede ser consecuencia de un accidente sufrido durante el trayecto habitual empleado por el trabajador para ir o volver del trabajo a su casa, o de su casa al trabajo (accidente in itinere).

Deberán cumplirse una serie de requisitos como:

Cuando la Incapacidad temporal derive de accidente de trabajo o enfermedad profesional, los trabajadores se considerarán de pleno derecho afiliados y en alta, aunque el empresario haya incumplido sus obligaciones.

En este supuesto no se exige período previo de cotización.

Cálculo de la Incapacidad temporal por accidente de trabajo:

La prestación consiste en un subsidio cuya cuantía se deriva de la base reguladora.

La base reguladora es el resultado de dividir el importe de la base de cotización por contingencias profesionales del mes anterior sin horas extraordinarias, dividida por el número de días a que corresponda dicha cotización.

La cotización por horas extraordinarias del año natural anterior, dividida entre 365 días.

Una vez calculada la Base Reguladora el trabajador cobrará su prestación en función del siguiente porcentaje:

  • 75% desde el día en que se produzca el nacimiento del derecho.